Vida Ordinaria

3 08 2006

Lisandro Farías, el protagonista de El Banquete de Severo Arcángelo, de Leopoldo Marechal, es un periodista caído en desgracia. Luego de un profundo fracaso personal, intenta recuperarse participando en el gran banquete. Pero el tránsito hacia transformarse en uno de los comensales no es fácil. Si no, lean lo que dice, y lo que escucha.

Palabras de Lisandro Farías. “Oigan —les dije—-: soy periodista, y como tal inclinado a las aperturas de la democracia. Todo lo que sea indescifrable o hermético me produce un vómito de oficio.”

Palabras de Severo Arcángelo a Farías. “—¿Y cuál fue su cordura de hombre adulto? Escribir editoriales y notas con temas prefabricados e intereses ajenos. Usted sólo era una máquina de escribir al servicio dactilográfico de la Vida Ordinaria. También en la Redacción todo venía previsto: sueldos e ideas, viáticos y fervores.”

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: