Exceptuados

24 01 2007

El tipo llegó, se colocó detrás del atril, desplegó mínimamente los papeles con el clipping que le elaboraron y empezó a hablar. Mezcló el discurso improvisado con la lectura de esas fotocopias que le habían pasado. Dijo que tiene convicciones, disfrutó de la decisión de la Corte Internacional de La Haya como de una victoria y criticó y se burló de algunos periodistas y medios.

Así fue, a grandes rasgos, el discurso de ayer del presidente Néstor Kirchner después del fallo del tribunal internacional sobre los pedidos de una medida cautelar hechos por Uruguay. Con algo de sorna, entre risas y con un dudoso sentido de la ironía, Kirchner criticó los pronósticos fallidos de cuatro diarios, un periódico y ocho periodistas.

Alguno de los aludidos, incluso, hoy pide disculpas, reconoce en parte el error y explica sus motivos. Ya sé que rozo la obviedad, pero dejando de lado a Crónica y Popular —diarios en los que la información política no es prioridad—, ¿qué dos diarios nacionales fueron exceptuados de la crítica de Kirchner? Si quieren pueden escuchar y contar, aunque no es necesario.

Anuncios

Acciones

Information

7 responses

24 01 2007
CAD

Uno el boletín oficial P/12 y el otro ¿La Prensa?, perdón olvidé el Olé!

24 01 2007
Clark

Perdón. Hubo un error mío: me olvidé de La Prensa, es que quién lee La Prensa. Y eso sí, no conté a Olé, por los mismos motivos que Crónica y Popular.
¿Quién queda?

24 01 2007
Gustavo

El otro boletin ofiacial (escrito desde el baño) InfameBae

24 01 2007
CAD

Entonces también pregunto quien lee el ahora nuevamente llamado Bae, no más info…
Pero sigue faltando uno o Clark le das tanta entidad al pasquín de Hadad?
Clarín: Nominado
La Nación: Nominado
Ambito: Nominado
Perfil: Nominado
El Cronista: -de color salmón como el pelo del dueño- ¿Nominado?
Crónica, Popular, Olé, La Prensa, La Razón: Fuera de concurso
P/12, El Periodico Austral: obsecuentes

24 01 2007
Clark

Bueno, sí, le doy entidad de diario a BAE. No se la merece, pero bueh… y es el que faltaba.

Hablando de eso, dos recomendados. Aunque me parece que están rengueando, por la poca o nula actualización: Infobosta y El país de Infobae.

Ah, sí nombró a El Cronista.

Saludos CAD

25 01 2007
Gustavo Arballo

El zarandeo obsesivo no está bien, claro, y mucho menos con el hecho consumado.

Pero me parece que por mucho menos que lo que cuesta mandar un corresponsal o despuntar conciliábulos podían comprarse un buen Manual de Derecho Internacional, o consultar a un abogado especialista imparcial, y es muy difícil que hubieran llegado a convencerse de que la perspectiva era tan sombría, tratándose de una cautelar de la CIJ, que no las da ni aunque se derrumbe el mundo.

O capaz que lo hicieron, y se quedaron con las prefiguraciones del “notición”. Un periodista, además, siempre quiere que su noticia sea importante, y suele sesgar su recolección de fuentes para ese lado. No creo que, en suma, lo hayan hecho por vocación antigobierno.

De última, creo que eso también pasa porque en temas judiciales al periodismo le gusta más el pintoresquismo y el escrutamiento obsesivo de “insiders”, que en La Haya no te dan ni la hora, y los funcionarios de cancillería pueden hablar poco y nada por razones obvias. Lo cual -entonces- fue interpretado como “incertidumbre” o como que había una condena en ciernes y por eso no se quería hablar del tema.

25 01 2007
Clark

Es cierto Gustavo. ¿Qué periodista sabe algo sobre cómo es el desempeño de la CIJ o de derecho internacional? Deben ser muy pocos, por ser generoso. Hubiese sido bueno que consultaran a alguien con un poco más de conocimiento.

Concuerdo con que lo sucedido no fue por una posición antigobierno. Espero que nadie haya interpretado el silencio de los funcionarios de Cancillería como la cercanía de una resolución negativa, porque no hace falta ser experto para saber lo complicado que es conseguir una fuente allí que no sea del área de prensa. (Esto lleva a otro tema que pospongo: cómo eligen con qué medios hablar.)

Seguramente, lo que las notas mostraban era lo que las mismas fuentes del Gobierno transmitían. Se informaba no sobre el posible resultado en La Haya, sino cuál era la percepción que de esa definición tenían algunas fuentes políticas con el mismo desconocimiento jurídico que los periodistas.

Por eso son relativamente valiosas las autocríticas de Julio Blanck y la de FOPEA, desde donde, además de criticar la actitud de Kirchner, se señaló que existe “la necesidad de que los periodistas y medios argentinos pidamos disculpas a nuestros lectores, televidentes y oyentes por este error, y revisemos la relación con las fuentes de información del Gobierno que indujeron el equívoco, aunque la responsabilidad primaria es nuestra”, porque se debe “chequear la información que dan las fuentes oficiales con otras fuentes. En el caso de La Haya se trata de un tribunal cerrado pero habría que haber hecho el intento de todas maneras. Es hora de hacer una autocrítica sobre nuestra relación con las fuentes.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: