Clases

10 03 2007

Recuerdo sus clases en la facultad por lo entretenidas e interesantes. Desde un primer momento dejó claro que no escucharíamos de su boca una sola palabra surgida de un libro, que la teoría no íbamos a recibirla de sus charlas. Planteó su objetivo: hablar de política, de medios y de periodismo, pero desde su experiencia. Y entonces nos robaba la atención con sus historias de redacción, con sus conocimientos de comunicación política, con la explicación de por qué tal nota tenía ese título y no otro, con la revelación de que aquella información que todos creíamos surgida de una ardua investigación era en realidad el regalo de un funcionario despistado.

Un concepto de ese profesor me pareció fundamental en aquella época y más tarde pude comprobarlo, verlo en persona, notar cuánta razón tenía en lo que nos decía. “Que les quede claro —machacaba—, hay dos clases de periodistas: los que saben que trabajan para un medio y los que creen que son ese medio. Los segundos ya están perdidos y no tienen posibilidad de retorno.” Los primeros pueden discutir con sus editores, saben que la firma es el último reducto de libertad que les queda y pueden trabajar décadas para un diario pero decir orgullosos que jamás se pusieron la camiseta de ese medio. Los otros aceptan todas las decisiones editoriales sin la mínima crítica y se preocupan por los recursos de la empresa más que por los propios, entre otras actitudes deleznables. Diferencias, entre clases y clases.

Anuncios

Acciones

Information

21 responses

11 03 2007
P e r r o n e g r O

Por cada uno de los unos, deben estar surgiendo cientos de los otros…

12 03 2007
Anónimo

(Casi) Fuera de tema: No sé si Oscar Cardoso fue docente tuyo, pero cuando leí tu post no pude dejar de recordar la alegría que me dio saber que, dentro de los pedorros blogs de Clarín, empezaba a haber uno con su firma.
(Porque creo que un de los objetivos de un periodista es buscar que su nombre tenga tanto peso como el medio en que sale publicado, buscar no ser -por caso- Clarín, sino para -entre otros- para Clarín.

12 03 2007
ariel

El comentario anterior fue mío.
Y de paso aprovecho: ¡qué nombre feo (para un diario en particular, pero en general para cualquier publicación) Clarín! ¡Es feo! O cuanto menos anticuado.

12 03 2007
Dragon

Pucha, yo no recuerdo a ningún profesor así… y eso rara vez faltaba… en cambio sí me tocó uno que luego de una larga perorata sobre los vicios del periodismo y sus contradicciones nos dijo “chicos, no se confundan, yo le debo mucho al periodismo, me permitió vivir 10 años sin trabajar”.

Si no me llegaron mal los datos, hoy día ese profesor eliminó algunos autores de la currícula de su materia para hacer espacio a su propio libro, pero de anécdotas de la profesión y además trabaja en un puesto gerencial en alguna radio estatal.

Tengo la sospecha de que sigue viviendo sin trabajar.

13 03 2007
Clark

Ariel, Cardoso no fue docente mío, pero un colega me comentaba eso que el siempre dice: “El medio donde trabajás no tiene que transformarse en tu apellido”. Por eso de llamar a alguien y decir te habla fulano de tal medio.

Dragon, supongo que te lo habrás cruzado a quien yo hago referencia. Al que vos nombrás hace rato lo echaron de la radio estatal y, debo decirlo, le tengo algo de afecto. De hecho, tiene un libro titulado “Salven a Clark Kent”.

13 03 2007
Dragon

Clark, gracias por actualizarme la data sobre quien yo comentaba, que, efectivamente, es autor del libro que vos decís.

Ojo, ironías al margen, fue un buen profesor aunque yo le cuestione esto que comento y me informaron nuevos alumnos. Como sea, el día que conozcas a la hija vas a tenerle mucho más aprecio 😉 muy bonita chica.

14 03 2007
Uno que anduvo por allí

Algún nombre por favor.

14 03 2007
J.

El del libro es Tato Contissa, lo dice el Dios Google y yo lo repito. El otro ni idea.

15 03 2007
ariel

Fuera de tema: perdón, Clark, pero ¿llegaste a bajar bien “La muerte causó…?” o era sólo un archivo de audio?. Porque a mí, me parece, me pasó esto último.

15 03 2007
Clark

J., estás en lo cierto, claro.

Ariel, la película está bajando, todavía. Cuando termine te aviso. ¿No será que te falta algún codec para reproducirla? Porque por lo que pesa debería ser el video.

15 03 2007
ariel

ah ah ah: un codec. Muy bien. Entonces no la borro.
Gracias.

15 03 2007
anahi

¿No podes decirnos quien era ese profe, Clark?

16 03 2007
Clark

A ver, ¿cuál es la diferencia entre saber el nombre o no saberlo? Digo, no es una cuestión secreta, pero es indiferente. En todo caso escucho argumentos sobre por qué es importante saberlo. No se lo tomen a mal, por favor.

16 03 2007
Protervo

” No se lo tomen a mal por favor”. Clark, mantequita, no aprendés mas. que te dije de ser culposo? acá sos el editor y te podes cagar en la biblia, si queres.

16 03 2007
Clark

Protervo, te extrañaba. Es cierto lo que decís, pero tampoco es cuestión de andar ahuyentando lectores. Además, me parece interesante que alguien dé un argumento para que se conozca el irrelevante nombre del fulano.

19 03 2007
chancha

El saber el nombre es por el solo hecho de descartar posibles personajes. Además, al preguntar el primero, y no tener respuesta, se transforma automaticamente en “un enigmatico” y eso siempre trae curiosidad.
Obviamente estas frases trascienden los personajes, pero para quien las banca, esta bueno poder saber de quien son, no?

19 03 2007
1Clandestina1

Clarísimo el concepto de tu profesor, Clark. Tan claro y real, como endeble y engañoso puede ser ese límite a veces, creo.

La advertencia del experimentado Profesor me recuerda algo q me cuestiono desde siempre y q me genera una flor de contradicción, hasta ahora insalvable. ¿Los periodistas estamos exentos de responsabilidad acerca de lo q difunde el medio u órgano para el q trabajamos, aún cuando no tengamos puesta su camiseta? ¿No escribimos acaso para ellos –nuestros patrones- bajo sus reglas de juego y línea política?

Si bien, insisto, me parece claro y concreto el ejemplo del Profesor, creo q es aplicable a una èlite o grupo cada vez más pequeño de periodistas q pueden discutirle a su editor temas de fondo o, más todavía, q tienen firma “independiente” –de quién o de qué es otro tema-.

Tuve un profesor q nos decía q si no teníamos ingresos propios o ajenos al periodismo para subsistir, nos olvidáramos de ser independientes. Y se ponía como ejemplo. Según él, presentaba la renuncia cada vez q intentaban censurarle o cambiarle el sentido a sus crónicas o notas. (Claro está q ni equivocada reniego de mi condición de seca).

Protervo, gracias por haber provocado mi reacción. Sin saberlo me ayudaste a poder poner esto en palabras. Sería fantástico q te dieras cuenta de q Clark hace con su blog lo q se le canta, de q todos hacemos lo q se nos canta -al menos, en la red-, incluido vos, con o sin culpa.

Algo más, Clark (y si querés, después de esto me censurás :P): no puedo entender por qué le dan más trascendencia al quién q al contenido. Creo q esa tendencia e insistencia no es otra cosa más q chusmerío o puterío intrascendente q aleja de lo esencial. Y es algo q observo en este y en otros blogs.

Tenemos la fortuna de contar con tipos como clark, papipo, perro negro, sereneider, p.z. -entre los q recuerdo, pero hay pilas- q se rompen armando estos espacios con contenidos o problemáticas q no circulan regularmente y los vamos a desperdiciar asÍ??? No cuenten conmigo para alimentar a la isla de Guilligan.

p.d.: disculpas a los bloggers q menciono sin linkearlos. Falté a la clase: “linkee a su blog preferido” y no doy con los apuntes!!…

19 03 2007
Clark

Chancha, entiendo lo de la curiosidad. No sé cuán bueno es saber de quiénes son las frases. Me imagino diciendo que fue Fulano y entonces un Mengano va a salir con que “ah, pero Fulano trabajó en no sé dónde e hizo tal cosa, es un flor de turro”. Y hasta puede tener razón, pero todo eso no hace ni mejor ni peor aquello que dijo. Es lo que decís, la frase trasciende al personaje.

1Clandestina1, la contradicción es insalvable. Las únicas solucione que se me aparecen son largar todo y dedicarme a laburar para Indymedia o ser un freelance muy bien pago, ambas cosas que por ahora no puedo ni quiero hacer, y que no sé hasta qué punto son soluciones. Por otra parte, se trata de alternativas para unos pocos. Además, no podemos ser responsables por todo, por la línea editorial y política del medio, por lo que se publica, por lo que se censura, por lo que escriben en turf. Es como pretender que la telefonista de una tabacalera tenga que pagar en los juicios que les hacen los enfermos de cáncer. Es cierto que la diferencia entre quienes distinguen entre el medio y quienes trabajan en él puede ser sólo discursiva, pero es algo.

2 04 2007
ex alumna

Chicos¿ Contissa nunca les contó cómo sacaba la nieve de su casa en Bariloche?De eso era de lo único que hablaba en la única clase que nos venía a dar por cuatrimestre, porque seguramente era el día que tenía que cobrar

8 08 2007
estefani

por que no envian informacion sobre las caracteristicas del periodismo

29 01 2009
cecilia

la profesion no solo se aprende sino que puede estar en otros lugar mas alla de la Universidad, pero recuerdo con gratitud a ese profesor vaya que eran los unicos teoricos que me gustaban

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: