Error

29 05 2007

Hace unos día pude ver La crisis causó 2 nuevas muertes, el documental de Patricio Escobar y Damian Finvarb sobre cómo los medios trataron el asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán el 26 de junio de 2002 en el puente Pueyrredón.

Además de reconstruir lo sucedido ese día sobre el puente y sus alrededores —es decir, la represión de la policía hacia los manifestantes— el film intenta desentrañar cómo fue la cobertura de los medios sobre esos hechos y por qué el diario Clarín culpa de las dos muertes a “la crisis” y no a la policía que disparó sus escopetas. Sobre todo cuando uno de sus fotógrafos, Pepe Mateos, tenía en su poder y entregó a sus editores las fotografías que muestran al comisario Alfredo Fanchiotti disparando contra Kosteki y Santillán, publicadas un día después de auquella tapa.

El documental es excelente. Tanto en la reconstrucción de los hechos a partir del material que los propios medios le brinda, como en las entrevistas, que demuestran las contradicciones internas en Clarín y que abren la pregunta acerca de si las fotos que probaban el asesinato no se publicaron por desidia, por un error o para encubrir. Es ante esas contradicciones que Julio Blanck, editor jefe del diario, reconoce “un error”.

El contraste entre aquella edición del diario y la verdad es lo que le provoca decir dos frases que pasan desapercibidas pero que son, de algún modo, iluminadoras. La primera surge cuando luego de mirar por un buen rato la tapa con el título “La crisis causó 2 nuevas muertes”, Blanck termina por aceptar: “Es cierto, ese título no dice la verdad”. No lo dice preocupado, sino más bien con intención de olvidarlo, de dejarlo en el pasado. Y entonces otra frase le pone límites a lo que podría haber sido un principio de arrepentimiento: “Nosotros hacemos lo que tenemos que hacer”. Algo así como “mentimos, pero era nuestro deber”.

La actitud de Blanck muestra algo que comenté alguna vez. Es claro que se hace cargo del medio en el que trabaja. Mientras otros periodistas de Clarín aclaran en el documental que ellos escriben la nota pero que cómo se títula y qué se hace con su material ya no les compete, Blanck toma la responsabilidad, quizá, sin que nadie se lo haya pedido.

Anuncios




Apoyo

22 05 2007

Éstas son épocas de luchas salariales. No hay dudas. Buscan tener mejores sueldos desde el fuerte gremio de camioneros hasta el ignoto —por improbable— Sindicato de Fabricantes de Fósforos y Afines. Es algo así como “la pelea del 16,5 por ciento”, incremento que todo empresario soltará si se lo piden lo suficiente. Algunos se resisten más y otros menos, algunos trabajadores llegan a la huelga y otros apenas se enteran de que sus representantes tienen una reunión en el Ministerio de Trabajo. Pero hasta ahora ese es el número aceptado, señal de que el pedido debería ser mayor.

Fue hace unos días que recibí el servicio de la Agencia Nacional de Comunicación de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires. Creí, iluso, que luego de los conflictos solitarios en varios medios (Perfil, Página/12, Anpress, por ejemplo) habría un planteo unificado del sindicato para mejorar los salarios de todos los trabajadores de prensa. Pues no. Una de las notas habla de mejoras logradas en Radio Nacional. Sólo eso.

Temas más trascendentales ocupan a la ANC. El secretario general de la Utpba, Mario das Neves, escribe un artículo sobre el VI Encuentro Hemisférico de Lucha contra los Tratados de Libre Comercio y por la Integración de los Pueblos. Lo salteé, es cierto. Tal vez debería preocuparme un poco más por la unión latinoamericana y esas cuestiones.

Otro texto de Das Neves se publica en el sitio web de la Utpba . El secretario general, a raíz del conflicto en el que se encuentran los trabajadores de los subtes, remarca cómo el sindicato “propuso” luchas por mejoras salariales en radio Nacional, America 2, Crónica y Crónica TV.

Pero siguen siendo intentos aislados. A eso se limita la acción de la Utpba. A eso, a preocuparse por la revolución bolivariana y a enviar un representante a “dar su apoyo” cuando alguna asamblea envalentonada está por votar un paro. Mientras, muchos ven pasar el 16,5 por ciento por al lado y se nos cae una lágrima cuando escuchamos aquello del convenio de prensa. ¿Cómo era eso? Ah, sí: el sindicato te apoya, / el sistema te respalda / y los pajaritos cantan / y las nubes se levantan.





Nada

16 05 2007

Tapa de Página/12, de La Nación y de Clarín. También de Popular y de Crónica. De El Cronista y de Ámbito Financiero. Así repercutió la cancelación de trenes que ayer en la estación Constitución derivó en fuego, piedras voladoras, balas de goma y gases lacrimógenos igual de voladores, detenidos y heridos. Todos usan en sus títulos la palabra furia. Algo que sólo conforma un dato simpático, que muestra lo predecible que somos o lo acertado del término en esta situación.

Sólo BAE se salvó de esa repetición, de caer en el lugar común. Optó por una salida mucho más creativa, sin dudas: no publicó ni una sola línea lo sucedido. Nada. Como si no hubiese pasado.





Pensar

12 05 2007

Da una pitada, gira la cabeza para soltar el humo y sin detenerse ve la máquina ahí, sobre una mesa. Es una Underwood, de esas que hasta inspiraron a un poeta. Está intacta a pesar de los años y sus teclas se hunden suaves. Es una pena que no tenga la cinta para ponerle una hoja y probarla.

—Ves, con una de esas aprendí a laburar yo —me dice y le da un golpecito al cigarrillo para tirar la ceniza.

—¿Ah, sí, con una de esas?

—Sí, y no nos equivocábamos, eh.

—¿Cómo que no se equivocaban?

—Y no. Si hacías algo mal había que empezar todo de nuevo.

—Claro.

—La máquina te obligaba a pensar antes de escribir, no como ahora. La verdad, habría que empezar a enseñar de nuevo con máquinas de escribir.





Fin

5 05 2007

El miércoles pasado se puso fin al conflicto en Página/12. Alguien por ahí preguntaba, retóricamente supongo, así que explico: se acordó un aumento del 17 por ciento con una suba mínima de 450 pesos para los sueldos más bajos, mientras que las pasantías pasarán de 600 a 800 pesos. Había conformidad con lo logrado.





Tiempos

2 05 2007

La continuidad informativa, o más bien noticiosa, que impusieron la radio y la televisión se ha visto profundizada por la aparición de Internet y los diarios digitales. Ya no hace falta esperar a la emisión de un noticiero o de un informativo cada media hora: la noticia está sin descanso en la web. Casi no hay tiempos muertos y los medios on line —el concepto de diario digital en algunos casos no logra abarcar el fenómeno por completo— no tienen, por ejemplo, feriados en los que no se editan, como el 1º de mayo. El hecho de que plantean a los diarios impresos la necesidad de implementar cambios se repite hasta el cansancio, pero aún vale la pena darle vueltas.

El diario más vendido del país, Clarín, tiene hoy como título principal que “Para la Justicia de Santa Cruz el chofer es insano”, en referencia al conductor que trató de chocar un camión contra la casa del presidente Néstor Kirchner en Río Gallegos. Ese dato, esa información, se conoció por primera vez el lunes por la tarde, hace casi dos días. La escuchamos por radio, la vimos por televisión y la leímos en sitios web. Dejó de ser noticia. Es válido pensar que por los intereses que sea Clarín decidió poner ese título allí, con la intención de marcar agenda. También es cierto que no supieron encontrarle una nueva perspectiva, un modo de que se vuelva novedoso y terminan por dar a sus lectores algo viejo y poco interesante.

La diferencia la marcaron Página/12 y La Nación, publicando portadas en las que el título principal no repite lo ya sabido. Es posible que haya sido casualidad, es verdad que ambos tienen temas bien distintos, pero al menos ofrecen algo nuevo.





Dudas

1 05 2007

La cuestión del camión volcado frente a la casa del presidente Néstor Kirchner en Río Gallegos generó diversas apreciaciones: que si fue un atentado, que si fue un loco, que si fue un loco que atentó, que si hace falta declarar la emergencia vial en la capital de Santa Cruz. Lo cierto es que cualquier ciudadano se preocuparía por la seguridad de su presidente. Encima el tipo se para frente a las cámaras a decir que quisieron matarlo como si tal cosa. Y ni siquiera informan sobre la posibilidad de reforzar la seguridad presidencial. Entonces se me eriza la piel: un magnicidio es algo serio.

A pesar de la seriedad que requiere la situación, a algunos les cuesta mantener las formas, les es difícil ser un poco menos obscenos. Como en la agencia Télam, que ayer a la noche emitió un despacho titulado algo así como “Nueva pericia por atentado genera dudas”. Parece que esta pericia, a diferencia de lo que sucede generalmente, no daba explicaciones ni aclaraba los hechos, sino todo lo contrario.

Pero ellos, la agencia estatal de noticias, nos iban a responder todas las preguntas con un primer párrafo de colección:

El nuevo informe psiquiátrico que fue remitido a la jueza Valeria López Leston, que lleva la firma de la psiquiatra Claudia Rubins -mujer de un ex funcionario radical de la municipalidad de Río Gallegos en la gestión de “Freddy” Martínez-, generó alerta en Santa Cruz, según confiaron fuentes vinculadas a la causa.

O sea…