Desesperación

6 06 2007

A los medios los hacen personas. Está bien. Pero qué pasa cuando los medios terminan por dominar a las personas. O peor, cuando la competencia entre medios determina la producción periodística. Y no sólo como una variable posible, sino como la variable única.

La selección de la información, el tratamiento que se le da y el modo en el que se la presenta no responden a causas relacionadas con lo periodístico, ni siquiera a lo que un determinado medio debe ser en función de su público o sus intereses económicos o políticos. Nada de eso. Se es y se hace por lo que es y hace el otro. Se toman decisiones sólo a partir de lo que hace el medio con el que se “compite”. Incluso aunque no se sabe por qué se compite: si por el público, la primicia o la publicidad.

Cuando Clarín.com no tenía ese formato blog que tiene ahora, sino que jerarquizaba las noticias por algo más que el eje temporal, he visto a editores de diarios escritos revisarlo para decidir cuánto espacio iban a dar a tal o cual nota en la edición del día siguiente. Cuanto más arriba la publicaba Clarín.com, más líneas se escribían. El justificativo no era otro que lo que hacía el otro medio. No se decía que era más relevante para la línea editorial, los lectores, los intereses económicos o lo que fuere. Sólo importaba lo hecho por la competencia.

El mecanismo se exacerba en tiempos de medios digitales. Y ya no sólo afecta a redactores ansiosos por una palmada del jefe y a editores desconcertados o faltos de ideas. El procedimiento puede llegar incluso a los máximos responsables de los medios, a sus creadores. Sus productos, —porque eso son: productos— pierden identidad y apenas son en comparación con los demás. Algunos son más definidos y otros se pierden en la locura por ser el otro.

Así, los principios básicos del oficio se pierden en un microclima que importa a pocos y que perjudica a la prensa y a los destinatarios de la información. Habrá que hacer el esfuerzo por mantenerlos, por no copiar ni mentir, por ejemplo. La alternativa es inviable: abandonarse a la desesperación.

Anuncios

Acciones

Information

10 responses

6 06 2007
Ariel

Entiendo que es una boludez encontrar como causa única de la pauperización del periodismo a la monopolización que viene llevando hace años Clarín. Pero, ¿qué querés que te diga?, si un grupo empresarial domina entre el cincuenta y el sesenta por ciento de los medios de comunicación argentinos, ¿cómo hablar por fuera de ese “cuadro de situación”? Además, claro, hay muchos que ni ganas tienen de hablar de otra cosa: siga, siga…

6 06 2007
Ariel

No es la única causa, lo sé: pero es muy difícil que puedan hacer oír otras voces cuando un medio -como Clarín- controla el 50 o 60 por ciento de todos los medios del país. Junto con La Nación deben de estar controlando el 80, 85 por ciento del discurso publicado. Así no se puede.

6 06 2007
chancha

Segun Wolf, en el proceso de recolección , la competencia es uno de los criterios que se toman en cuenta a la hora de publicar. Se supone que la competencia debería lograr una excelencia cada vez mayor, pero en realidad se nivelan para abajo copiando unos de otros.

7 06 2007
AEZ

La competencia bien “usada” suma y mucho: bastante peor es que directamente no haya, como sucede acá en Bahía Blanca.

Feliz Día del Periodista.

8 06 2007
el regalo que no llegó

Es increíble cómo el día del periodista transmutó en un día casi navideño en el que justamente los periodistas reciben regalos a borbotones de políticos, empresarios, prenseros que quieren de esa manera comprarlos abiertamente. Y ellos se dejan, desde ya. Las secciones que más reciben son economía y espectáculos. Estoy en este momento viendo pasar tortas, vinos (muchos), pelotas de fútbol, mesas de salames y quesos, paraguas, canastas con frutas, crucigramas, pendrives, rep. de mp3 y más. Incluso la gente va a cócteles no por el brindis mismo (y el agrado de ver a sus pares) sino por la remota posibilidad de ganar algo en un sorteo. Lamentable : no tano de los polítcos, empresarios, prenseros que mandan cosas, sino lamentables los mismos periodistas que compiten para ver quién recibe más regalos .

9 06 2007
Saturnino

Una de las máximas del buen periodismo es contar con una agenda noticiosa propia. Es decir, despegarse del resto con temas originales que nadie haya tratado. Por una razón de tiempos de producción, de costos y de chatura intelectual, desde hace años acá se practica el “periodismo de rebaño”, que mueve en masa a todos los medios detrás de los mismos temas. Es más fácil, más cómodo, más seguro, menos arriesgado. Total, el que se jode es el público.

10 06 2007
el editor chiflado

sí, o lo que es lo mismo, una de las frases más recurrentes en estos años: “fijáte lo que publicó clarin en su página web; escribi algo sobre eso”. En cambio, otros periodistas, más duchos pero no más sagaces, ya llevan sus laptops a las redacciones para hacer el famoso copy&paste sin que nadie mucho se de cuenta, extrayendo su información de blogs como http://www.homo-economicus.blogspot.com/ para después estamparle su firma.

11 06 2007
Eduardo Fabregat

“el regalo que no llegó”: O viste mal o te contaron una exagerada. A Espectáculos llegó 1 (una) torta del Incaa (sí, estaba buena: mañana mismo publicamos una tapa sobre qué bueno que es el Incaa), 0 (cero) “vinos, pelotas de fútbol, mesas de salames y quesos, paraguas, canastas con frutas, crucigramas”. Los “crucigramas” (Juego de mesa copiado del Scrabble) los regalaron en la fiesta del Intercontinental… a la que no fue ninguno de los redactores de Espectáculos. Sí, llegaron unos pen drive de Telefé. ¿Sos tan lineal como para creer que por eso eso vamos a escribir bien de Telefé? En Espectáculos vas a leer cosas positivas y negatrivas sobre Telefé, dependiendo del programa del que se esté hablando. Lo mismo del 13, que mandó un portalápices con relojito digital (esa se te escapó en el recuento, halcón), América o Canal 7. Del 9 nos cuesta meter notas, nos deben haber sobornado con algún Mp3 player para que no les publiquemos en contra.

“el editor chiflado”, “saturnino”, si leyendo la sección C&E de Página/12 concluyen que está hecha siguiendo el Ultimo Momento de Clarín… es mala leche o un mediocre análisis de las diferencias entre lo que propone cada medio gráfico.

13 06 2007
el editor chiflado

Eduardo: si había dardos venenosos justamente no iban orientados a tu sección donde se pueden encontrar muy buenos periodistas y algo que los hace aún mejores profesionales: no tener pruritos a la hora de socializar con miembros de otras secciones como si fueran de castas diferentes. Y lo de “sigamos a clarín” es una muletilla más que cotidiana del no-editor de política que ni se atreve a sentarse en el lugar de editor.

pd: ahora bien, no podés negar que espectáculos por el tipo de temas/negocios/eventos/etc. que cubre recibe más “regalos” (o como quieras llamar a esas ofrendas) que otras secciones como digamos internacionales o sátira. ¿Quiere decir que por regalo recibido uno baja la cabeza? No lo creo. Pero la lógica del regalo es algo interesante para ser estudiado. ¡Salud!

13 06 2007
Eduardo Fabregat

OK, comprendido y sin inquinas… y gracias por el elogio, yo estoy orgulloso de la gente que compone la sección… salvo alguna excepción que no voy a andar ventilando al pedo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: