Generaciones

15 08 2007

Escuchaba hace poco a una periodista de unos 50 años, ex desaparecida durante la última dictadura militar, haciendo una diferencia entre los jóvenes periodistas de “su época” y aquellos que se iniciaron en el oficio en los últimos 15 años. Sus coetáneos, decía, veían a la profesión como un medio para llegar a un fin. Eran periodistas militantes. Mientras que, para ella, las nuevas generaciones ven al periodismo como un fin en sí mismo, les importa sólo “estar en el medio” y sus supuestos beneficios. Eso, que no buscan una “transformación de la sociedad” por medio de la comunicación, contaba, le da tristeza. No me convenció del todo.

Anuncios

Acciones

Information

10 responses

15 08 2007
Papipo

Totalmente de acuerdo. Antes, los jóvenes periodistas querían hacer la revolución y cambiar el mundo. Ahora, los jóvenes periodista quieren hacer la paja y cambiar el saldo de la caja de ahorro en pesos mientras lo tuitean todo. Hay excepciones claro, pero no están en el medio.

15 08 2007
la mejor fuente no es el recuerdo

A mí tampoco me convence. Me imagino el filtro en las percepciones de esta persona que mencionás para observar a “los nuevos”. Una vez un profesor en la facultad nos contó que cuando se puso frente a nuestro curso después de muchos años de no ejercer tuvo que vencer el mismo prejuicio hacia nosotros como alumnos… Es cierto que las facultades están llenas de gente que podría entrar a un reality con la misma pasión, pero de esos me juego la cabeza que hubo siempre.
Y punto y aparte, y sin generalizar… por principio desconfío de los periodistas comprometidos que dicen ser la voz de los que no tienen voz: si los mirás bien, casi nunca tratan a los demás de igual a igual.

16 08 2007
Clark

Papipo, creo que el error está en pensar sólo en “los periodistas de antes” y no en “la gente de antes”. Aquellas generaciones no eran de periodistas militantes, eran de militantes periodistas. Pero también eran militantes médicos, militantes arquitectos y militantes torneros, por poner algunos ejemplos. Eran una mayoría los que pensaban que iban a cambiar el mundo.
Creo que lo de “la mejor fuente no es el recuerdo” constituye una buena síntesis. La periodista que menciono, como muchos otros, mitifican el pasado y al oficio, pero de antaño. El problema es más amplio, porque de ese modo eliminan sus posibles errores como generación. “A los jóvenes -dicen- no les importa nada”, y olvidan aclarar que esos jóvenes son sus hijos.
Es posible que el oficio tenga ahora una mayor proporción de cínicos, pero no es algo exclusivo del periodismo.

16 08 2007
malena

A mi tampoco me convence. Es una tendencia apocalíptica que algunos suelen aplicar en varias áreas de al realidad, donde adultos suspiran mientras recuerdan el tiempo pasado y maldicen al contemporáneo. Semejante afirmación peca de simplificadora.

16 08 2007
ariel

Los medios también han cambiado. La propaganda -tradicional y de las otras- copa la parada y recauda varias veces lo que se recauda por precio de tapa.
Por otro lado, si bien puede que existan más medios, la concentración es muchísimo mayor. Por poner sólo un ejemplo, Clarín, antes de hacerse con el 13 era simplemente diario de gran circulación; hoy es un país dentro de otro.
En estas condiciones, y con una educación formal que sigue cayendo en picada, lo más lógico es que la mayoría de los escribas se comporten como caballos en pos de alguna zanahoria.
El nivel y los intereses de los periodistas corresponden en gran medida a los de los medios. Así estamos.

16 08 2007
seb

Yo siento algo parecido cuando dicen que los periodistas de ahora somos una mezcla de google y wikipedia y que los de antes salían a la calle . Como si los viejos periodistas fuesen todos Roberto Arlt y los nuevos todos cortacables. Pero, nos guste o no, es innegable que es una tendencia mayoritaria que el periodismo se vuelva de escritorio, como también lo es que la mayoría de la gente que en la actualidad se hace periodista lo haga con ideales noventistas, y que los que tengan perfil militantes (o comprometido, o como quieras llamarlo) sean una minoría. De hecho, algunos de mis frustraciones en la profesión son por negarme a funcionar como un bancario, con la onda ‘acá laburás y tu vida la hacés afuera’ frase que repiten muchos compañeros de laburo de diversos lugares para justificar su quietismo…La semana pasada pasé por una redacción de las nuevas. Justo todo el mundo salía de trabajar, y me llamó la atención lo parecido que era a la salida de la uade. Capaz el sur em esté volviendo osco.

17 08 2007
kingkong

Eso de que “el periodismo de ahora es de escritorio” suena un poco absurdo. La vida es de escritorio. Gran parte de las cosas que antes pasaban por la calle ahora pasan por la televisón y por Internet. ¿Dónde va a poner el ojo el periodista sino allí? Si se puede encontrar algo en Google, ¿qué pretenden, que los periodistas vayan a hacer cola a una hemeroteca? Lo que tira a la profesión para abajo no es el abuso de la tecnología, sino la falta de uso de las herramientas de siempre: chequear la información, sumar todas las fuentes posibles, redactar decentemente, tener cierta cultura general, respetar el off the record, no opinar al voleo, etc. Esas son las cosas que faltan.

18 08 2007
Samurai Jack

La vida no está en los escritorios, salgan al solo idiotas!

20 08 2007
matias

El mundo ha cambiado mucho en estos años. Antes la idea de la revolución o de generar un cambio social mediante la participación en movimientos populares estaba inmersa en la mente de gran parte de los jóvenes. Hoy eso es algo impensado, a lo que sólo unos pocos se dedican.
Es díficil comparar a los periodistas de una época con los de otra. Lo que creo es que actualmente en muchas escuelas de periodismo hay una producción en masa de periodistas, producción que me recuerda al viejo modelo fordista. Se “producen” periodistas cual si fueran lavarropas o heladeras, lo mismo da.
El mismo fenómeno se da en ocasiones en los talleres literarios, institución que ha tenido un fuerte auge en los últimos 15 años.
Les cuento que tengo un blog sobre literatura, música, cine, deportes y muchas cosas más. La dirección es http://todoloqueimagines.blogspot.com
Me gustaría que lo visiten y me dejen su opinión.
Saludos

8 11 2007
Alejandro

Coincido con lo que dice Clark. Militantes que veían un laburo o incluso una carrera universitaria como “un medio para llegar a un fin” había en todos los campos, no sólo en el periodismo. Y no creo que eso haya sido tan loable, porque seguramente así tampoco se informaba bien. Lo mismo de tendencioso que hoy hay por condicionamientos de la pauta publicitaria lo había entonces por condicionamiento de la ideología que querían imponer quienes financiaban los diarios. Y esto no es privativo de la década del ’70: llega hasta la fundaación de Página 12 en 1987. Me dirán que es más loable sesgar la información por la causa revolucionaria que por la pauta publicitaria. En todo caso seguimos hablando de información sesgada y además nuestro país tiene toda una discusión pendiente acerca de cómo ponderar cuánto hubo de realmente loable en el hecho de querer tomar el poder por las armas.
También coincido con quienes han señalado que es el país el que cambió, no sólo nuestro gremio. Entre otras cosas, la educación se vino a pique y de tanto no haber trabajo, se ha perdido gran parte de la cultura del trabajo. En otras palabras, lo que a mí realmente me indigna es que esté lleno de “nuevos periodistas” que pretenden cobrar un sueldo por pasarse el día chateando, bajando música de Internet y ofendiendo sistemáticamente toda noción de gramática y sintaxis. Pero cosas equivalentes pueden decirse de muchas otras profesiones, por lo que he averiguado.
Lo que no ha cambiado es que evidentemente somos un gremio demasiado subido al caballo y nos olvidamos demasiado a menudo de que nuestro trabajo debería consistir en informar -tarea humilde, fatigosa e ingrata, pero que es la que hemos elegido- y que todo lo demás, ya sea la revolución o el enriquecimiento personal, debería llegar en segundo término si es que llega. Mientras tanto ¿quién se jode? La gente a la cual supuestamente estamos informando.
Rodolfo Walsh quería hacer la revolución, pero desde Operación Masacre hasta los documentos internos que escribía para Montoneros dejan plasmado con una claridad meridiana que el tipo sabía INVESTIGAR y ESCRIBIR muy bien, y eso es lo que hacía además de poner el cuerpo en el sentido literal. Los que se creen que porque también vivieron en esa época y tienen muertos propios para llorar pueden envanecerse de algo me darían lástima si no me dieran bronca. Si hubiera un más allá, no creo que Rodolfo esté orgulloso de que lo hayan asesinado. Sí podría estarlo, y con mucha más razón que cualquier periodista de cualquier momento, de lo que escribió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: