Maestras

20 11 2007

Si hay (¿hay?) hoy un debate sobre los medios que se repita, ese es el que habla de los contenidos de la televisión, sobre todo de la abierta. Ese que se cierra cuando de un lado se sostiene que la TV es una basura y del otro se contesta que el público quiere esa basura. A eso han llevado los múltiples concursos tinellianos.

El burlarse del otro y la denigración de la mujer, a veces para colmo con la anuencia de la mujer, son la norma para Marcelo. La cuestión es que quienes participan en la discusión demuestran que no comprenden el fenómeno. Porque mientras se levantan las voces culturosas para criticar, el rating no para de subir, los SMS para votar por el gato del momento se envían uno tras otro y al día siguiente de la emisión es tema de conversación si tal debía ganar o si fulana está acomodada.

Todo esto porque pensaba que la bola de mierda, que tampoco comprendo, podía pararse, por ejemplo, en la escuela. Hoy me convencí de que no, que la visión de fin del mundo que se me aparece a veces podría ser una realidad. Fue cuando subieron al bondi de las 7.30 tres maestras de escuela pública rumbo a dar clase. Las tres muy parecidas, bien maquilladas —alguna en exceso— y repartiendo sus perfumes penetrantes por donde pasaran. Una se sentó mientras explicaba que estaba muerta de sueño porque anoche se había quedado viendo Patinando por un sueño. Otra le preguntó quién se había ido del programa. Y la tercera cerró con un “claro, ya sabía que se iba a ir Guercio”.

PD: Sí, volví. No sé hasta cuándo. Gracias a los que preguntaron por la ausencia. Sepan que los recuerdo, sobre todo porque fueron tres.

Anuncios

Acciones

Information

11 responses

20 11 2007
quichicientos

les tengo miedo a las maestras desde que me corregían poniéndome faltas de ortografía que no tenía. y desde que me discutieron en séptimo que “afanosamente” era una palabra que tenía que ver con robar. juro que es verdad. me alegro de la vuelta, pero tu “no sé hasta cuando” no me alegra… no hagas pucherito

22 11 2007
lore

sera cierto que la gente ve esto?

23 11 2007
Maximus

A riesgo de ganarme alguna antipatía perdida por ahí, diré que si las maestras, al igual que madres y abuelas, suelen reafirmar el modelo machista. No sólo porque miran ese tipo de programas, sino que sus sentencias terminan siendo del mismo tenor que la de los machistas de turno.
A veces se me hace difícil entender como algunas minas aceptan eso. Al margen, eso no quita que Marcelo (como otros conductores) gustan de hacer “desfilar” a las minas en sus programas, tratar de que no se tapen una vez que ha pasado eso, chiflarles y emitir palabras dignas de la peor barra brava de la B Nacional. He visto algunos programas como “Bendita TV” donde muy “simpáticamente” aparecen imágenes de alguna mujer obesa y lo adornan con el mugido de una vaca, el audio que dice “aflojá con los panqueques” y otras lindezas como poner sonidos de chimpancé si la mujer no es bonita.
Tal vez esa bola de mierda ya nos tapó.

(Gracias por volver)

24 11 2007
Dash

En la escuela están 4 hs. al día.

Mucho no se puede pedir.

26 11 2007
Faust

Che, y por qué te fuiste?

27 11 2007
Clark

Me fui sin darme cuenta. Porque tengo el cerebro hecho un estropajo y cada vez me cuesta más escribir un post, o a uno que me parezca que vale la pena… eso, etapas, supongo… nada que no pueda solucionarse con unas buenas vacaciones, por ejemplo.

27 11 2007
Faust

Hasta los oscuros periodistas necesitan descansar, Clark

28 11 2007
wall

Clark, es una alegría tu regreso. Pero si te fuiste, por qué no aprovechaste y te tomaste vacaciones?

28 11 2007
Clark

Gracias, Ale. Es que me fui del blog, sólo de aquí…

5 12 2007
Pol

Debo decirte, y aunque no lo hice cuando nos cruzamos, que me alegra mucho verte posteando de nuevo. Hace falta y además escribís bien. Por otro lado, confieso que lo que acabás de contar por un lado me sorprende y por el otro no. Me sorprende porque yo soy de los tontos que aún piensan que con una mejor educación se solucionarían muchos problemas sociales, que son los más importantes.

Por otro lado no me sorprende tanto, porque si uno mismo recuerda su paso por un establecimiento educativo sabe que hay profesores malos, que son varios; regulares, que son muchos, y buenos, que son pocos, pero suelen dejar una marca en uno, tal vez un buen recuerdo o por el contrario, una pesadilla de exigencia (aunque la exigencia no sea sinónimo de ser buen educador).

17 01 2008
Mauro

Que desgrtacia. La mentira tiene aptas cortas, es una gran verdad ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: