Opiniones

29 10 2008

El enfoque de una noticia, de un tema de la agenda periodística, depende no sólo de lo que se escribe o dice, también afecta a quiénes se les da lugar en un medio para opinar. Es casi una obviedad. No es lo mismo brindarle espacio a Juan Carlos Blumberg para que ¿despliegue sus argumentos? a favor de la disminución de la edad de imputabilidad, como hizo Crítica, que publicar un texto de Emilio García Méndez, como hizo Página, que entrevistar a Elías Neuman, otra vez en Crítica.

En el primer caso se deja abierta la posibilidad de que algún lector, con el creativo seudónimo de Ciudadana, publique comentarios como

Es cierto Sr. Blumberg, esto es un caos! Tres veces en mi vida sentì
miedo. La primera fuè en los 70`s dònde la subversiòn, sembrò las
calles de caos, terror y muerte. La segunda, cuàndo llegò Peròn. Y hoy,
cuàndo los delincuentes ganaron las calles, nuestras casas y tambièn
nuestras vidas. Maldito designio el de cierta gente que a su paso
siembra miedos, tragedias y muertes. Lamentable forma de hacer la
Historia sobre cadàveres de vìcitimas inocentes. Lamentable
(sic.)

Para Sebastián Hacher, que no deja de sorprenderse, parece
Anuncios




Recoleta

22 10 2008

Ayer por la noche, un par de horas después de que el Gobierno anunciara el fin de las AFJP, escuché el comentario (el comentario real, no un comment) de que había tenues, tímidos cacerolazos.
—¿En serio? —fue mi respuesta y pregunta retórica a la vez.
—Sí, me lo acaba de decir A..
—Ah, pero A. vive en Recoleta, ¿no? Encima que les salvan la jubilación se quejan…

Mientras, pensaba que dado lo escaso del fenómeno cacerolero y la aparente alienación de sus protagonistas, la mejor opción para oponérseles era ignorarlos. Pero ahora creo que es preferible hacer algo así.





¿Somos?

20 10 2008

—Claro, vos te viniste antes, todavía me acuerdo de la carta de tu padre. Me pedía encarecidamente que te consiguiera trabajo. Me acuerdo que escribió esa palabra como cinco veces, encarecidamente, encarecidamente, qué gracioso… La carta debe estar por ahí. ¿Sabés lo que le insistí a Carlos para que te hiciera entrar en el diario?
—Y sí, bueno…
—Él se preocupó muchísimo. Fue dos o tres veces a hablar con el director y de paso se fijaba cómo era el ambiente, todo eso que a tu padre tanto le preocupaba, y a Carlos, eso de que no te fueran a… qué sé yo, vos viste cómo son los periodistas.

Del cuento “Susana está en Uruguay”, del libro 76 de Félix Bruzzone.




Optimismo

11 10 2008

Adhiero a la idea de que un optimista no es más que alguien mal informado y coincido con aquello de que si algo puede salir mal, saldrá mal. Así de pesimista soy. Y en épocas de crisis financiera mundial, de economías que se desmoronan, con números que bajan cuando deberían subir y otros que suben cuando sería mejor que bajaran, me causa ternura, me da algo de esperanzas, que aún haya medios que se permitan privilegiar debates escandinavos.





Altruismo

6 10 2008

El sábado Perfil publicó una nota que, leída por cualquiera, puede ser sobre educación y tecnología. Para otros, es una publinota (un chivo) bastante cuidada. A simple vista no se vende nada. Pero los que nos quieren hacer comprar es que Microsoft se preocupa por mejorar la educación y que es una empresa “tan millonaria como altruista”.

La nota es sobre el Primer Foro de Docentes Innovadores y está firmada en Guatemala, hasta donde debe haber viajado la redactora que la escribió. Por lo que sé, Fontevecchia no acuerda con que sus periodistas hagan viajes pagados por empresas. Habrá sido Perfil el que corrió con los gastos. Si fue así, es una pena que la nota no tenga una visión para equilibrar la de la empresa. Alguna opinión sobre la importancia de que el Estado, y sobre todo las instituciones educativas, adopte el Software Libre, no sólo por sus menores costos, además porque significa mejores oportunidades de desarrollo.

Uno de los casos que aparece en el texto es el de una escuela en Mendoza que está completamente digitalizada. Ya apareció en una nota en Crítica. Se la rescata porque a pesar de tener patios de tierra, paredes descascaradas y techo de chapa, es la primera en América latina en llevar adelante una experiencia de “educación digital”. Parte del logro se lo deben a que Microsoft, altruista, les hace un descuento en las licencias de sus programas. Todo un ejemplo.





Síndrome

2 10 2008

Lo dicho. Otra vez el síndrome Clarín. En este caso fueron un poco más allá: no son un par de testimonios, sino un par de estudios de mercado. Suficiente como para hablar de “un nuevo tipo de hombre”. Y para venderles más.

La tendencia, que es global (y que, en el primer mundo, incluye un amplio abanico de opciones para la depilación y el maquillaje del varón), avanza a paso firme en Argentina: según datos del sector, desde 2004 las ventas de productos de cosmética masculina crecen a un ritmo anual promedio del 25%, y a una velocidad muy superior a la de la cosmética femenina.

Además de decir que los argentinos usan cada vez más productos para verse mejor, se suman al juego del marketing reforzando que si compran una crema es porque pertenecen a una elite compuesta por “hombres exquisitos, con estilo, exigentes y que buscan la excelencia”. Fantástico.

Y el síndrome parece contagioso. La nota le cae bien a algunos editores, la levanta la agencia EFE y aparece publicada en México y Chile. Sólo falta la cura.