Opiniones

29 10 2008

El enfoque de una noticia, de un tema de la agenda periodística, depende no sólo de lo que se escribe o dice, también afecta a quiénes se les da lugar en un medio para opinar. Es casi una obviedad. No es lo mismo brindarle espacio a Juan Carlos Blumberg para que ¿despliegue sus argumentos? a favor de la disminución de la edad de imputabilidad, como hizo Crítica, que publicar un texto de Emilio García Méndez, como hizo Página, que entrevistar a Elías Neuman, otra vez en Crítica.

En el primer caso se deja abierta la posibilidad de que algún lector, con el creativo seudónimo de Ciudadana, publique comentarios como

Es cierto Sr. Blumberg, esto es un caos! Tres veces en mi vida sentì
miedo. La primera fuè en los 70`s dònde la subversiòn, sembrò las
calles de caos, terror y muerte. La segunda, cuàndo llegò Peròn. Y hoy,
cuàndo los delincuentes ganaron las calles, nuestras casas y tambièn
nuestras vidas. Maldito designio el de cierta gente que a su paso
siembra miedos, tragedias y muertes. Lamentable forma de hacer la
Historia sobre cadàveres de vìcitimas inocentes. Lamentable
(sic.)

Para Sebastián Hacher, que no deja de sorprenderse, parece
Anuncios

Acciones

Information

4 responses

31 10 2008
AEZ

Es un temón jodido el de los comentarios. Si los habilitás sin moderación (o con moderación escasa) y anónimos, se producen estas barbaridades y no falta el pelotudo que las justifique “en nombre de la libertad de expresión”; ergo, todo vale. Y no me parece: una cosa es la crítica áspera, muy otra la descalificación o el insulto o la apología del delito.

5 11 2008
Clark

Me parece que soy uno de esos pelotudos. O casi. Me cae bastante bien el sistema de moderación que tiene La Nación, aunque quisiera saber cómo se lo ve desde adentro. Cómo se labura, cuántos comentarios son finalmente moderados.
De todos modos, hace falta un debate en serio sobre el tema. Sí, es un lugar común. Pero los medios digitales se abrieron al público casi sin pensarlo. Y no está claro cuál es el límite. Concuerdo en que no vale todo: no al insulto, no a la apología, no a lo que pueda provocar insultos. ¿Pero cómo modero? Si tengo, en el mejor de los casos, 150, 200 comentarios por hora. Alguien debe leerlos. Además, necesito reglas muy claras. No muchos editores reconocen qué es apología del delito y qué no.

7 11 2008
AEZ

Bueno, Clark, yo digo lo que digo porque me toca toooooodos los días la antipática y estresante tareíta. No es fácil establecer esas “reglas muy claras” que reclamás. Y tampoco es fácil enfrentarse a anónimos que sólo putean; les escribís pidiéndoles un mínimo de decencia para poder publicar el comentario y -en el mejor de los casos- te dicen facho, hablan de censura y vuelven a putearte.

La verdad es que no tengo una solución. Lo ideal sería, ponele, lo que pasa en los diarios ingleses. Pero ahí tienen decenas de moderadores… y una sociedad a la que no se le cruza por la cabeza putearte porque sí y anónimamente.

7 11 2008
Clark

Abel, estoy en la misma, o en una parecida. Tampoco te pido una solución, obvio. Puede que yo esté pensando en algo ideal, inalcanzable.
Capaz que la alternativa es restringir la posibilidad de comentar a sólo algunas notas, por ejemplo. Algo así como que si el señor dueño del medio no está dispuesto a tener la cantidad de moderadores necesarios se resigne a recibir menos comentarios o, algo menos deseable, a que el medio sea invadido por una ola de salvajes cibernéticos.
Por otra parte, me acuerdo de algo que nos decía un profesor de radio: “Los que dejan mensajes en las radios están todos locos”. Y la verdad es que los comentarios de los diarios muestran, en su mayoría, a gente que muy bien no está.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: