Chau

2 04 2009

criticatapagn

Anuncios




Diacrítica

5 11 2008

Sí, esto es viejo. Pero lo prefiero antes de escribir una línea más sobre Obama, su negritud, o cosa parecida.




Opiniones

29 10 2008

El enfoque de una noticia, de un tema de la agenda periodística, depende no sólo de lo que se escribe o dice, también afecta a quiénes se les da lugar en un medio para opinar. Es casi una obviedad. No es lo mismo brindarle espacio a Juan Carlos Blumberg para que ¿despliegue sus argumentos? a favor de la disminución de la edad de imputabilidad, como hizo Crítica, que publicar un texto de Emilio García Méndez, como hizo Página, que entrevistar a Elías Neuman, otra vez en Crítica.

En el primer caso se deja abierta la posibilidad de que algún lector, con el creativo seudónimo de Ciudadana, publique comentarios como

Es cierto Sr. Blumberg, esto es un caos! Tres veces en mi vida sentì
miedo. La primera fuè en los 70`s dònde la subversiòn, sembrò las
calles de caos, terror y muerte. La segunda, cuàndo llegò Peròn. Y hoy,
cuàndo los delincuentes ganaron las calles, nuestras casas y tambièn
nuestras vidas. Maldito designio el de cierta gente que a su paso
siembra miedos, tragedias y muertes. Lamentable forma de hacer la
Historia sobre cadàveres de vìcitimas inocentes. Lamentable
(sic.)

Para Sebastián Hacher, que no deja de sorprenderse, parece




Recoleta

22 10 2008

Ayer por la noche, un par de horas después de que el Gobierno anunciara el fin de las AFJP, escuché el comentario (el comentario real, no un comment) de que había tenues, tímidos cacerolazos.
—¿En serio? —fue mi respuesta y pregunta retórica a la vez.
—Sí, me lo acaba de decir A..
—Ah, pero A. vive en Recoleta, ¿no? Encima que les salvan la jubilación se quejan…

Mientras, pensaba que dado lo escaso del fenómeno cacerolero y la aparente alienación de sus protagonistas, la mejor opción para oponérseles era ignorarlos. Pero ahora creo que es preferible hacer algo así.





Identidad

20 09 2008

Empiezo por lo que no van a encontrar acá: explicaciones de por qué desaparecí por unos seis meses. No sé si a alguien le importa y en todo caso creo que ni yo estoy del todo seguro de cuáles fueron los motivos. Por qué vuelvo ya es otra cosa. Hubo un par de cambios, tengo algo de ganas y tuve dos encuentros que terminaron de empujarme a volver a intentar el garabateo de un post cada tanto.

Y resulta que se me ocurre retomar esto cuando el medio, el ambiente, el periodismo todo parece conmocionado por la pelea entre Osvaldo Bazán y Gabriela Esquivada entorno al ¿control? de la sección Cultura del diario Crítica de la Argentina. Tampoco habrá aquí nada nuevo sobre el asunto. Pero sirve como anzuelo en busca de lectores desprevenidos arrastrados hasta aquí por Google.

Al final, estamos atentos a esa correspondencia que alguna vez fue privada como otros ante la pelea entre dos gatos de Tinelli en el programa de Rial. Es que en realidad más de uno debe pasar las páginas de Cultura demasiado rápido, como si temieran contagiarse algo de sólo mirarlas. Tampoco yo leí la sección completa una sola vez. Ni la de Crítica ni otra. Hace años era capaz de leer entero un Radar Libros, pero después se me pasó.

Es más interesante eso de si está bien reproducir un mail privado. Digo: teniendo en cuenta que en esta ocasión no hay ningún interés público de por medio. O, yendo más allá, pensar qué tan privado era el mail. O cómo se filtro, por qué, para qué. Y también lo leí, eh. Vamos, que es hasta instructivo. Samurai dice que enseña más sobre el periodismo que un año en TEA. Y sí. Por ahí Herbie le contestaba que hasta un viaje en colectivo enseña más que un año en TEA. Y también. Si estudiás en TEA, trata de viajar mucho en bondi.

Mientras se pelean o por lo menos se mandan mails, me divierto imaginando a Lanata quebrándose de risa por la situación o lamentándose. Ambas posibilidades me divierten. Y en el pasante abnegado del que habla Bazán. A ése sí que la curva de explotación/aprendizaje lo favorece.

El comienzo de todo fue la necesidad de cambios en Crítica. Algunos le reclaman una identidad propia y le cuestionan que no tenga claro a quién le habla. ¿Al tipo que mira a Tinelli con esas doble páginas sobre Bailando por un sueño? ¿A la “izquierda caviar” (Verbitsky dixit y, tal vez, tema para otro post) con las columnas de Caparrós? ¿Al opositor que busca algo en contra del Gobierno y que también podría leer La Nación o Perfil? ¿A los que no se aguantan los quince días que hay entre las ediciones de Barcelona?

Un ejemplo de la confusión se publicó hoy, en la nota sobre la posibilidad de que Juampi Cafiero vuele al Vaticano como embajador. Algún ingenioso la tituló “Qué dirá el Santo Padre”. Otro creativo le puso el mismo título en Página|12.





Agotado

3 03 2008

Algunos, muy pocos en realidad, se quejan por la sequía de post. Pero si las escasas ideas que se me ocurren encima son apenas originales, prefiero seguir con esta pantalla desactualizada.

Es que se me ocurrió hacer algo y antes de empezar, en mi recorrida diaria por otros blogs, noté que ya lo habían hecho en La Lectora Provisoria. Si se quieren ahorrar el click, les explico y lo hago porque además agrego un dato más rescatado de otro blog.

Resulta que los números de ventas del primer número de Crítica de la Argentina son un tanto escurridizos. En la edición de hoy Daniel Capalbo asegura que “agotó la tirada de 70 mil ejemplares en un santiamén”, mientras que para Lanata lo que sucedió fue que “agotó, en un 95%,una tirada de cien mil ejemplares”. Una diferencia de 30 mil ejemplares en la tirada y de 25 mil en las ventas, algo así como lo que debe estar vendiendo Página/12.  Y para sumar más confusión alguién de la redacción de Crítica le dijo a su amigo, el blogger Abel Escudero Zadrayec, que se vendieron todos los ejemplares impresos: 80 mil. La cuestión no queda agotada, pero agota.





Dirección

30 01 2008

Un post gráfico incursionando en el terreno de Sereneider.

Tapa de Página/12 del 30 de enero